sábado, 30 de mayo de 2015

En un día nublado en Buenos Aires...

Los días nublados generalmente me provocan quedarme en mi casa pero hoy me fui con mi hija a hacer un paseo que, aunque sea simple, a nosotras nos encanta. Fuimos a una librería, pero no cualquier librería ;)
Caminamos tranquilas hasta el subte y nos lo tomamos hacia el Centro, a la librería El Ateneo pero al local más antiguo, el que está ubicado en un edificio de poco más de 100 años. Me quería quedar a vivir ahí!! Adoro las librerías y ésta en particular es un lugar maravilloso.
Volvimos contentas, cada una con un libro nuevo (al que le apoyamos la nariz entre las hojas porque no hay nada más lindo que el olor de un libro nuevo) y antes de llegar a casa nos dimos el gusto de tomar la merienda en una confitería.
Fue una tarde hermosa en la que compartí con mi hija algo que nos gusta mucho a las dos. Le dimos guerra al día gris y fuimos felices.


Segundo piso de la librería con su baranda de hierro y madera

Juana ya empezó con la lectura :D

Licuado de durazno, tostado de jamón y queso y mi (siempre presente) café doble

Conseguí el último ejemplar que les quedaba de este libro que estuve buscando hace rato wiiiii

Hasta la próxima!! Muacks!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada