martes, 14 de agosto de 2012

Almohadones en la cocina

Tengo dos banquitos de plástico en la cocina que no dicen nada. Cada vez que los veo pienso en cambiarlos, pintarlos, guardarlos, cualquier cosa que no sea que estén como están! Por eso, con la tela de la sábana y el vellón que me había sobrado del almohadón bordado que hice antes, me puse manos a la obra.
Le hice almohadones para darles un poco de color y, a mi entender, un poco de onda. No sé si quedaron súper pero por lo menos ahora los miro con más cariño!

Primero les muestro el antes y el después:


Y los hice así: primero, utilizando el mismo sistema del post del almohadón bordado (pero esta vez cosiéndolo a máquina) hice los almohadones, además les agregué un botón central y, por supuesto, tiras (de la misma tela) en los ángulos para poderlos atar a las patas y que no se caigan.


Después de coserlo y rellenarlo con vellón le cosí en los ángulos las tiras que posteriormente son las que se atan a las patas del banquito.


Una vez hecho esto, con una aguja de colchonero le agregué el botón en el medio tirando un poco en cada pasada para que le dé el efecto hundido (si no quieren pueden no agregar el botón, yo lo hice para que no quede tan inflado el almohadón).



 Y así quedó todo cosido...


Y puesto en los banquitos!!



2 comentarios:

  1. muy bonitos, una linda idea, contame alguien se sentó?

    ResponderEliminar
  2. Ya fue testeado por toda la familia, incluyendo al gato! :))

    ResponderEliminar