domingo, 10 de agosto de 2014

Palermo

En general, no me voy muy lejos de mi casa en fin de semana, me agarra como un síndrome de anidamiento y me quedo o salgo por la zona en contraposición a la cantidad de idas y vueltas que tengo en la semana.
Pero hoy, sin pensarlo, me uní al contingente familiar y nos fuimos los cuatro a pasear por Palermo. Debo aceptar que hacía mucho tiempo (pero mucho de verdad) que no salía simplemente a pasear, sin tener como objetivo un trámite, turno, trabajo, etc, etc. Y realmente lo disfruté, me gusta mucho estar con mi pequeña familia y andar en grupo sin rumbo. Fue muy gratificante para mi corazón, una tarde feliz!!

Mi niña y su amor eterno por los gatos

Cerca de la Plaza Serrano, mucha gente pero mucho cielo!

La merienda en el patio de Sheldon Bar


Todos juntos :D


Mi infaltable café doble

Definitivamente se repite!



2 comentarios: